Comunicación Sutil

por Viral Mehta

Namaste — en India cuando nos encontramos y nos saludamos, decimos Namaste, y Ram Dass da una definición hermosa: Namaste significa “honro el lugar dentro de tí, donde reside todo el universo. Honro el lugar en tí, de amor, de luz, de verdad. Honro el lugar en tí, donde si tú estás en ese lugar en tí, y yo estoy en ese lugar en mí, sólo existe un@ de nosotr@s.”

Hay tantas cosas que les quiero compartir y se me ocurrió que nada irá mal si empiezo con Albert Einstein, quien muy a menudo parecia ser más un místico que un científico. Él escribió una vez : “Nuestra tarea debe ser liberarnos de esta prisión, ampliando nuestro círculo de compasión para abrazar a todas las criaturas vivientes y a toda la naturaleza en su belleza.” Si estuviese con nosotr@s ahora, me pregunto que pensaría de nuestros recientes avances en las comunicaciones: ¿Hacen que seamos más compasiv@s?Her-Mano

Ciertamente, vivimos en tiempos acelerados: 38 años le llevó a la radio tener 50 millones de usuarios. La televisión lo hizo en 13 años. Internet, en 5 años. ¿Hotmail? Menos de un año. La era de internet está aquí y está cambiando la manera en qué nos comunicamos. Así que podemos mandar más y más bits y bytes más y más rápido. Pero hay otro tipo de comunicación que está sucediendo también y no mucha gente está hablando de ella. Es la comunicación sutil que está ocurriendo entre tú y las personas a tu alrededor AHORA mismo.

Investigación científica reciente (2005) muestra que cuando una persona toca a otra o se encuentra en sus proximidades, la señal del latido del corazón de una persona es registrado en las ondas cerebrales de la otra persona y viceversa. También han encontrado que nuestras emociones son reflejadas en los patrones de los ritmos de nuestro corazón.

Así que, ¿qué significa esto? Significa que estamos comunicando información muy significativa (información que nos afecta) ¡sin que nos demos cuenta! Así que si estamos felices, si estamos en paz, si somos amoros@s, entonces esto importa, a nivel muy fisiológico, a la gente a nuestro alrededor. Y no sólo son nuestras palabras y acciones las que crean estos efectos en el exterior, sino que incluso nuestros pensamientos, emociones y sentimientos. En realidad, todas estas cosas también conforman una diferencia tangible. […]

Pero con esta nueva era en las comunicaciones, creo que podemos trabajar para hacer de la era de la red de internet, una era de la red de INTERNA-net: una vasta y altamente interconectada red interna. Y si, hay muchas personas quienes se han conectado en esta red INTERNA-net.

Hace algunos meses, tuve la fortuna de pasar un tiempo con un@ de ell@s, una leyenda del servicio social que se llama Dr. V, alguien que con sus propias manos ha devuelto la vista a cerca de 100,000 personas, a la mayoría de manera gratuita. Una vez alguien le preguntó: “¿Cuáles son tus dones?” Dr. V contestó: “La gente me agradece por devolverles la vista.” Este revolucionario humilde considera que sus dones no son algo que él tiene sino las ¡cosas que él ha DADO a otr@s!

Lo bueno es que cada un@ de nosotr@s tiene este tipo de don, porque cada un@ de nosotr@s puede servir. Ya sea que estos dones se manifiesten como habilidades, recursos, conexiones o nuestra simple presencia (cualquiera que sea nuestro privilegio), cuando realmente empezamos a usar nuestros dones como herramientas para ser usadas para dar, es cuando empezamos a tener acceso a esta vasta red de INTERNA-net y entonces las cadenas de la prisión de la que hablaba Einstein se empiezan a romper.

Así que este viaje de servicio empieza con una opción sencilla, una opción que comienza con nuestro espacio interno, en un domino del cual podemos tener control. Una opción que puede ser tomada ahora. Y ahora. Y ahora. A lo mejor es sólo un cambio sutil, pero cuando optamos cada vez más por mantenernos en este espacio de servicio, empezamos a ver cosas que no podíamos haber visto antes jamás: las necesidades de la situación actual se tornan más claras, nos convertimos en instrumentos de un orden más grande y, por esto, nuestras acciones se realizan cada vez más sin esfuerzo.

Me acuerdo de una vez que estaba caminando por una calle en Berkeley y, de repente, veo que un hombre cuadripléjico en una silla de ruedas se quedó atorado en medio de una intersección. Resulta que su silla de ruedas se quedó sin batería. No me acuerdo siquiera de estar pensando durante todo el tiempo que le empujé hasta su casa. En esos momentos las necesidades han sido igualadas por mi “don”, que en esa ocasión era simplemente la habilidad de empujar una silla de ruedas.

Lo que acabo de compartir con ustedes es a lo mejor una definición diferente de servicio que aprendí de mi hermano hace mucho tiempo: el servicio no empieza cuando tienes algo que dar sino que florece naturalmente  cuando no tienes nada que tomar.

Gracias por escucharme y por darme la oportunidad de hablar. Namaste.

Es la transcripción de un discurso que dio Viral Mehta en 2005 a cerca de 5,000 personas en la Convención Nacional Jain, después de la charla del candidato presidencial en 2004 Dennis Kucinich. Sin ser Jain y teniendo 26 años, Viral se sintió agradecido por la oportunidad de compartir sus pensamientos con la comunidad Jain.
[Ilustración ofrecida como un regalo anónimo :-)]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s