El cantante escondido

Los dioses lo son menos por su necesidad de adoración.

Por encima y por debajo de ellos

hay un espíritu que no necesita nada más

que su propia totalidad, su salud y la nuestra.

Ha hecho todas las cosas dividiéndose y

volverá a ser completo de nuevo.

Llegamos juntos a su alegría—

El que ve y lo visto, el que come y lo comido,

El amante y  lo amado.

En nuestra unión se conoce a si mismo.

Está con nosotros entonces,

no como los dioses cuyos nombres alcanzan su punto álgido

en un fuego sobrenatural,

sino como el pequeño pájaro escondido en las hojas

y que canta tranquilo y espera, y canta.

De Wendell Berry

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s