Plantando árboles gemelos…

151105-r3l8t8d-880-amazing-trees-22

Plantando árboles gemelos

por Robin Wall Kimmerer

En la mitad del siglo XIX existía la costumbre de plantar árboles gemelos para celebrar un matrimonio y empezar un hogar. La posición de los dos árboles, a solo tres metros de distancia, hace recordar a una pareja de pie en los escalones del porche, agarrad@s de la mano. Su sombras se extienden y unen el porche delantero con el granero del otro lado de la carretera, creando un camino sombreado de ida y vuelta para esa joven familia.

Me doy cuenta de que esas primeras personas que vivieron aquí, no fueron las beneficiarias de esa sombra, al menos no como una pareja joven. Debe haber sido para cuando su gente se quedara aquí. Seguramente estas dos personas ya estaban durmiendo en el panteón mucho antes de que la sombra arqueara hacia el otro lado de la carretera. Estoy viviendo hoy en el futuro sombreado que ell@s imaginaron, bebiendo la savia de los árboles que plantaron con sus votos matrimoniales. No podrían haberme imaginado, muchas generaciones después y, sin embargo, vivo en el regalo de su cuidado. ¿Podrían haberse imaginado que cuando mi hija Linden se casó, elegiría hojas de azúcar de Arce como regalo de la boda?

Ésta es la responsabilidad que tengo para estas personas y estos árboles, que me fue dejada; yo, una desconocida que viene a vivir bajo la protección de los gemelos, con un vínculo físico, emocional y espiritual. No tengo forma de pagarles. El regalo que me dieron es mucho mayor que la capacidad que tengo de reciprocidad. Son tan grandes que casi están fuera del alcance de mi cuidado, aunque podría esparcir gránulos de fertilizante a sus pies y regarlos con la manguera en la sequía de verano. Quizás todo lo que puedo hacer es amarles. Se que lo que tengo que hacer es dejar otro regalo, para ellos y para el futuro, es@s próxim@s desconocid@s que vivirán aquí.


Preguntas semilla para la reflexión: ¿Cómo te relacionas con dejar regalos que vayan más allá de la duración de tu propia vida? ¿Puedes compartir una historia de alguna acción premeditada con atención plena que haya hecho alguien en el pasado y con la que tú te hayas beneficiado directamente? ¿Qué te inspira a seguir la cadena de regalos?

Traducción voluntaria de Eva Sivil.

Texto original en inglés aquí.

Información sobre Círculos Awakin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s