No hay mejor lugar para encontrarte a ti mismo

por Moussa Ag Assarid

rumi desert

Moussa Ag Assarid (MAA):No se mi edad. Nací en el desierto del Sahara, sin papeles. Nací en un campamento nómada de Tuaregs, entre Timbuktu y Gao, en el norte de Mali. […]

J: ¿Qué hacen para vivir?
MAA: Pastoreamos camellos, cabras, ovejas, vacas y burros en un reino de infinito y de silencio….

J: ¿De verdad es tan silencioso el desierto?
(MAA):Si estás solo en ese silencio oyes latir a tu corazón. No hay un lugar mejor para encontrarte a tí mism@.

J: ¿Qué recuerdos tienes de tu infancia en el desierto?
MAA:Me levanto con el sol. Las cabras y mi padre están ahí. Nos dan leche y carne, y nosotros las llevamos donde hay agua y pasto. Mi bisabuelo hizo eso, y mi abuelo, y mi padre, y yo.¡No había nada más en el mundo y yo era muy feliz!

J: ¿De verdad? No suena muy emocionante.
MAA: Pues lo es. A los siete años puedes salir solo del campamento, y debido a eso se te enseñan las cosas importantes- oler el aire, escuchar, mirar cuidadosamente, orientarte con el sol y las estrellas… y ser guiado por el camello si te pierdes. Él te llevará a donde haya agua.

J: Saber lo importante, sin duda.
MAA: Todo es simple y profundo allí. Hay pocas cosas, y cada una de ellas tiene un valor enorme.

J: Así que eses mundo y éste son muy diferentes.
MAA: Allí, cada pequeña cosa transmite alegría. Cada contacto tiene valor. Sentimos una gran alegría al tocarnos, al estar juntos. Allí, nadie sueña con llegar a ser, porque todo el mundo ya es.

J: ¡Qué es lo que más te impactó en tu primer viaje a Europa?
MAA:Vi gente corriendo en el aeropuerto. ¡En el desierto solo corres si se acerca una tormenta de arena! Me asusté, por supuesto.

J: Iban tras su equipaje. Ja ja.
MAA: Si, así era. […]

J: ¿Qué es lo que menos te gusta de aquí?
MAA: Mucha gente aquí lo tiene todo, y no es todavía suficiente para ellos. Se quejan.¡En “el mundo moderno” mucha gente se queja todo el rato! Se encadenan a un banco; mucha gente está ansiosa por tener cosas, por tener posesiones. La gente va con prisa. En el desierto no hay atascos de tráfico, y ¿Sabes porqué? ¡Porque nadie tiene interés en ir delante de los demás!

J: Háblame de un momento de profunda felicidad para ti en el desierto.
MAA: Ocurre todos los días, dos horas antes de la puesta del sol. El calor disminuye, todavía no hay aire frío, y los hombres y animales vuelven despacio al campamento, y sus perfiles se pintan contra el cielo que es rosa, azul, rojo, amarillo, verde.

J: Suena fascinante.
MAA:Es un momento mágico…. Todos vamos a las tiendas ha hervir té. Sentados en silencio escuchamos el sonido del agua hirviendo… Todos nosotros inmersos en la quietud: con el latido de nuestros corazones afinado con el ritmo del agua hirviendo, potta potta potta…

J: ¡Qué tranquilidad!
MAA: Si… aquí tenéis relojes; allí, tenemos tranquilidad .

Moussa Ag Assarid es el mayor de trece niños de una familia nómada Touareg. Nacido en el norte de Mali en 1975, fue a Francia en 1999 a estudiar Dirección de Empresas en la universidad de Montpellier. Lo de arriba es un extracto de una entrevista con Víctor Amela.

English reading: http://www.awakin.org/read/view.php?tid=2133

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s