Seva Café – Noche Española

 

¡Anoche organizamos una noche española en Seva Café!

Seva Café es un experimento en generosidad. Es un restaurante que funciona con voluntarios y que ofrece su servicio sin precio alguno. La idea es que tú no puedes pagar por tu comida. Si quieres contribuir con dinero solo puedes hacerlo para el que viene después de ti, y de manera anónima. Eso implica que vas a pagarle la comida a un extraño al que posiblemente nunca veas la cara. Es un buen comienzo para un experimento de generosidad 🙂 .

Después está el ambiente, la decoración, y el amor que ponen los voluntarios en cada gesto. Es difícil describir con palabras lo que se experimenta en Seva Café, ¡así que si os interesa saber más venís a verlo o montáis uno en vuestra ciudad! 🙂

Es un espacio magnífico en el que se experimenta con una manera diferente de entender nuestra relación con las personas, con el dinero, con la comida y con nosotros mismos. Como dijo Baskar, uno de los voluntarios que está en el proyecto desde el principio (hace más de 10 años): “Seva Café no es un lugar, es una manera de vivir. Seva Café no solo ocurre aquí, también te lo llevas contigo cuando estás fuera de él.” Y después bromea: “Ahora todo el mundo me apellida Seva Café, ‘Mira, ahí está Bhaskar Seva Café’”. 🙂

Bhaskar

Bhaskar es un niño del slum que hoy es inspiración para miles de personas (sin exagerar). Nació y creció como un niño de Manav Sadhna, una organización hermana que trabaja por el empoderamiento de los niños más desfavorecidos de Ahmedabad. Como niño del slum, Bhaskar pasaba largos ratos colocando y limpiando zapatos a las puertas de un templo para sacar un dinero extra para su familia. Jayesbhai y Virenbhai se lo encontraron casualmente y enseguida llamó su atención el amor que aquel niño ponía a la limpieza de los zapatos. Decidieron invitarle a Manav Sadhna y el resto es historia :).

Hoy facilita un espacio que transporta el espíritu de Mahatma Gandhi con la cabeza alta y el corazón humilde. Seva Café comunica el mensaje del Mahatma en su esplendor y trascendencia actual.   

En un mundo agotado por la competición, la individualidad, la desconfianza y el sentido de escasez, Seva Café es un espacio en el que se explora el lado opuesto del espectro: cooperación, comunidad, confianza y abundancia.

Hace poco me contaron la historia de un hombre que entro en Seva Café dispuesto a cuestionar profundamente el experimento. Hizo todo tipo de preguntas a los voluntarios. Preguntas para pillar. En un último gesto escéptico le dijo al camarero encargado de su mesa: “solo tengo un billete de 1000 rupias (mucho más de lo que costaría una cena), cóbrame lo que consideres el precio justo, no quiero pagar ni mucho más ni mucho menos del precio real de lo que he comido”. El voluntario, nervioso (es nuevo) menea la cabeza y se pregunta qué es lo correcto. “¿Debería calcular el precio aproximado y darle las vueltas justas? ¿O quizá debería darle más vueltas para que no se sienta mal?” En un momento de revelación, al voluntario le sobreviene una ola de generosidad: “¿Y porqué no le doy su dinero y las 200 rupias que tengo en mi propio bolsillo?”

Eso es Seva Café, un espacio en el que la generosidad se desborda y hay cabida para lo inimaginable. Hay espacio para que el corazón humano exprese todo su potencial altruista. Siempre he pensado que las personas solo necesitamos confianza para mostrar lo mejor de nosotras mismas. Las paredes de este lugar rebosan confianza en la tendencia natural del corazón humano para dar. Viendo lo que veo en Seva Café muchas veces me pregunto, ¿qué ocurriría en el planeta si diseñamos espacios de trabajo y una cultura destinada a favorecer nuestra propia naturaleza altruista y compasiva?

En la pequeña orientación que se hace para los voluntarios una hora antes de empezar a servir Baskar nos dice: “el experimento que estamos haciendo aquí se resume en que intentamos tratar a todos los invitados como si fueran nuestra familia.”

Una hora y media más tarde ese pensamiento onírico se hace realidad. Un grupo de voluntarios da la bienvenida a los comensales con canciones españolas, abrazos y sonrisas, otro grupo explica el concepto de Seva Café en las mesas, cuenta historias de la cultura española y escucha las historias de los invitados, l@s cociner@s se afanan entre fogones para preparar suculentos platos y l@s camarer@s fluyen entre las mesas para hacer llegar a tiempo los deliciosos manjares. Todos voluntarios, todos noveles en el arte de la hostelería, pero todos exitosos en su primer día :).

seva cafe 2

El éxito en Seva Café no se mide por el dinero que se ha sacado, ni siquiera por el número de personas que han acudido, se mide por el número de sonrisas, por “la energía positiva” en el ambiente, por los abrazos, las historias compartidas y la gratitud expresada.

En el ecosistema de Ahmedabad hablamos a veces de cuatro transiciones culturales que brotan de espacios como Seva Café: de consumir a contribuir, de aislamiento a comunidad, de transacción a confianza y de escasez a abundancia.

¡Jai Jagat!– ¡Gloria al Planeta!

En Todas Partes“¡La amistad es una semilla que brota en cualquier lugar! (…) Hay amor en todas partes y en cada rincón del mundo (…) En un alma peregrina no existe ciudadanía, la bandera es un dilema la patria y la geografía, dónde quiera que me encuentre yo siento que es tierra mía”

Anuncios

2 thoughts on “Seva Café – Noche Española

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s