La falsa dualidad entre “trabajo” y “servicio”

2244-orig

 

por Zilong Wang

Alrededor de la época en que partí para Asia en julio, dos de mis amigos/profesores más queridos dejaron su dedicación al voluntariado a tiempo total para comenzar a trabajar a tiempo completo. Su decisión de volver al “sistema” realmente me sacudió, y me hizo revisar mis suposiciones en torno al trabajo y el servicio.

Hasta entonces, ni siquiera me había dado cuenta de que yo sostenía los siguientes supuestos: “Para servir plenamente, uno tiene que dejar su trabajo”; “Para ser el cambio, hay que desconectarse del sistema dominante”; “Cuanto más distante y opuesto al sistema dominante, más virtuoso se es”. En mi mente, había creado una dualidad innecesaria entre “tener un trabajo” y “vivir para servir”.

Tal vez por tener cerca a algunos activistas comprometidos, he sido influenciado por algún tipo de “fundamentalismo del servicio”: Para crecer realmente en el servicio, debes dejar tu trabajo, perder su visado, quemar tu pasaporte, regalar todo tu dinero y posesiones, mudarte a un vecindario empobrecido y violento, hacerte vegano orgánico y consumidor estricto de productos locales – y tal vez dejarte crecer barba; menos de eso no tendría ningún sentido.

Poco noté el ego sutil y la “carrera armamentista del purismo” que implicaban estas suposiciones; tampoco era consciente de la violencia en mi monopolización “lo que el servicio debería ser”.

En los últimos nueve meses de peregrinación, por casi por todos los sitios que voy, estoy siendo respaldado por la caridad de los propietarios de las casas, quienes satisfacen mis necesidades mundanas. ¿Quién soy yo para decir que mi camino es más virtuoso y puro? ¿Estoy subcontratando mi “trabajo sucio” a otros, mientras uso mi “desapego” como una insignia de honor?

Al abrir los ojos a las “mil maneras de arrodillarse y besar el suelo”, lo siguiente ha quedado claro:

Primero, es imposible romper todos los lazos con el sistema dominante, a menos que nos retiremos totalmente de la sociedad. Sería hipócrita medir la propia virtud por el grado de desconexión con el sistema.

Segundo, se necesita más humildad y habilidad para servir desde dentro del sistema. La humildad, porque no hay ninguna instancia moral suprema que sostener, ninguna afirmación sutil derivada de la austeridad. La habilidad, porque un@ se ve obligad@ a aprender a tener paradojas, a escuchar las diferentes voces, a desarrollar recursos apropiados, y a encontrar los rincones y las grietas para “colarse” con semillas de cambio.

Yo solía sentirme halagado pensando que había renunciado a mi trabajo porque la industria no se dirigía a la causa raíz: “¡Qué recto soy!”, Decía el ego. Pero ahora, me doy cuenta de que era yo quien no era capaz de “servir desde dondequiera que esté”. Si es posible que un carnicero respete el Tao mientras despieza bueyes, entonces se podría esperar de nosotr@s que al menos intentemos cultivarlo en una oficina agradable 🙂

En tercer lugar, hay grandes beneficios en “tener un pie en ambos mundos”. El trabajo convencional (trabajo remunerado en los sectores público / privado / ONG) nos ayuda a mantenernos en la realidad y desarrollar “herramientas de eficiencia”. El servicio / trabajo voluntario nos ayuda a recordar el propósito último de la vida, y desarrollar “herramientas del corazón”. Se complementan entre sí.

En última instancia, se trata de servir desde dondequiera que estemos. Ninguna forma de servicio es superior ni más santa que otra. Tod@s estamos en el gran plan por una razón.

Preguntas Semilla para la reflexión: ¿Cómo te relacionas con la noción de fundamentalismo de servicio? ¿Puedes compartir una historia personal de alguna vez que descubriste la santidad en una forma de trabajo que habías prejuzgado como carente de virtud? ¿Qué te ayuda a evitar la trampa del fundamentalismo del servicio?

Extraído de una entrada en el blog de Zilong Wang

Traducción de Maria Ayala 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s