Las magdalenas lo saben todo.

DXJCv_8W0AU2-Nd

 

El otro día cinco amigos de Burgos fuimos al círculo awakin de Palencia que con tanto cariño facilita nuestra amiga Sabine.

Antes de ir, Irene de la panadería Artesa en Villasur nos regaló unas cuantas barras de pan y magdalenas para que lleváramos al círculo. Al entrar en el portal de Sabine nos encontramos con una familia y sin pensarlo uno de nosotros les regaló una barra de pan. Entonces dijeron: ‘¡Muchas gracias! Justo ahora vamos a celebrar un cumpleaños!’ Nosotr@s empezamos a cantar cumpleaños feliz, pero luego nos dijeron que el cumpleaños era de la abuela de la familia que estaba en el piso de arriba. 🙂 Nos fuimos, disfrutamos de un círculo maravilloso y después nos animamos a ir en la búsqueda de la desconocida cumpleañera.

No sabíamos donde vivía, pero estábamos decidid@s a encontrarla. Primero llamamos al 4º, y en cuanto salió la habitante de aquella casa empezamos a cantar cumpleaños feliz otra vez! Ella nos dijo: ‘Muchas gracias pero mi cumpleaños es en Noviembre :)’. Le preguntamos si conocía a una abuela del edificio que tuviera un nieto y una hija morena, no teníamos muchos más datos… Nos dijo que creía que podían ser los del 1º. Y allí que fuimos, con nuestra vela de cumpleaños, las magdalenas y bastante incertidumbre… Entonces sí, la cumpleañera abrió la puerta! ¡No se lo podía creer! Con una gran sonrisa en la cara nos preguntaba: ‘¿Quiénes sois?’ Miki respondió: ‘Yo sigo preguntándomelo cada día…’ :). Se creó un momento muy especial cuando salieron todas las amigas de la cumpleañera y su familia, ellas tampoco se lo podían creer… ¿Qué hacen estos desconocidos dedicando tiempo a buscar y felicitar a una desconocida? ¡Dijo que era el mejor momento de su día! Y que en toda su vida nadie le había dado una sorpresa así… Después de estar junt@s un rato, recibiendo cariño y buenas palabras de nuestras amigas, nos acabaron regalando parte de su pastel casero de cumpleaños y nosotros, llevados por aquella vorágine alegre, también decidimos dejar unas magdalenas más anónimamente en la puerta de otra vecina con una tarjeta sonríe :).

Después subimos a casa de Sabine y le dimos la tarta, tarta que ella llevó el día siguiente a su escuela de idiomas para compartirla con sus estudiantes… Sabine les contó la historia de la tarta y también les contó que había recibido unas magdalenas anónimas y no sabía de dónde habían salido… Esa es una parte nueva de la historia, alguien había devuelto el gesto de amabilidad a Sabine, pero claro ella no sabe quiénes fueron… Cuando Sabine contó la historia a sus estudiantes, ell@s se quedaron intrigados con toda la trama de las magdalenas: ‘nadie conoce a la cumpleañera, nadie conoce a la vecina que recibió las magdalenas, entre ellas no se conocen y no conocen a la vecina del 6º, pero todas se preguntan, ¿por qué tengo regalos en mi puerta?’ 🙂

A modo de resumen Sabine nos dice: ‘en fin, que habéis alegrado a todo el edificio y también a mis compis de idiomas que ahora quieren escribir un libro: ‘Las Magdalenas lo saben todo’ :).

 

happy_muffin_by_sicca_bear.jpg

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s